Trayectoria

Delante de la cámara comunicando, o detrás como guionista, arriba de un escenario o abajo inventando personajes, desde el micrófono de radio o desde el teclado proponiéndote temas de opinión. O saliendo de la red para volver con más contenidos. Siempre el mismo objetivo: haga lo que haga, que te sea útil.

Espero que hayas llegado aquí por el mismo motivo que yo: La curiosidad… Entendida como vía de aprendizaje o como camino hacia algo que haya despertado tu interés. En cualquier caso, gracias por estar aquí, leyéndome. Después de la lectura, que es la acción que más ha marcado mi vida, la curiosidad ha sido un motor constante, un leitmotiv sostenido en el tiempo que me ha llevado a explorar, estudiar y experimentar como profesional de la comunicación todos los espacios posibles. La televisión como presentadora y guionista, el cine con un breve pero intenso paso como actriz (en la segunda película ya tenía líneas de diálogo y todo), el teatro, arriba de las tablas hace muchos años y creando ahora personajes que subirán en algún momento a cobrar vida. La radio, la última curiosidad descubierta, convertida ya en una pasión que espero disfrutar mucho tiempo. Y la escritura… Me gusta definirme como juntaletras, porque eso es realmente lo que hago cuando escribo: busco letras en esa nueva caja de impresor llamada teclado (si lo viese Gutenberg) para formar palabras con las que explicar (me) lo que sucede. Guardo ‘diarios’ desde los doce años en los que ya analizaba cómo eran las cosas, pero no fue hasta 1997 cuando estrené mi propia columna de opinión en Levante EMV. Luna Menguante, se llamaba, y escribía cada viernes. Luego llegó El Fémur de Eva a la edición escrita de El Mundo CV, una columna que retomé en 2012 cuando abrí el blog en Internet con el mismo nombre, un talismán creativo que no ha parado de darme alegrías. Desde 2012, estoy incorporada por completo a este fascinante mundo virtual que tantas posibilidades y oportunidades ofrece para compartir ideas y desarrollar proyectos profesionales… Ah, que aún no te he hablado de este proyecto.

Volvamos a la curiosidad, porque fue la curiosidad la que me llevó a preguntarme un día, si yo podría ayudar a los demás con todo lo que llevaba aprendido y toda esa experiencia en diferentes ámbitos profesionales. Había trabajado la comunicación no verbal y la verbal gracias a la técnica actoral y la interpretación, la dicción, la locución, la expresión corporal y la comunicación en directo interactuando con públicos de todas las edades. He añadido a tantos años de experiencia tres de formación en PNL para la comunicación (Programación Neurolingüística). Y ahora quiero ponerlo todo a tu servicio, abriéndote un abanico de posibilidades que pueden ir de lo más personal, mejorando tu forma de expresarte, a lo profesional, ayudándote a conseguir tus objetivos. En los dos ámbitos necesitarás comunicarte de manera eficaz y compartir lo que eres y lo que haces con los demás.